Portada » El Blog de Riesgo » Hoy Recomiendo… Pensar rápido, pensar despacio

Hoy Recomiendo… Pensar rápido, pensar despacio

Pensar rápido, pensar despacio. D. Kahneman, 2011

 

1En la cubierta trasera y en las solapas puede leerse lo siguiente:

 «¿Quién está mejor pertrechado para la vida: el que piensa lento o el que piensa deprisa? Daniel Kahneman muestra en este libro que las mayores expectativas de éxito corresponden a las personas que adiestran ambos métodos de toma de decisiones y son capaces de decidirse en cada momento del día por el más conveniente».

«La vida se compone de cientos de actividades automáticas, pero también de decisiones deliberadas que marcan nuestra actividad diaria, nuestro trabajo y nuestras relaciones. A la hora de tomar tales decisiones, hay personas que optan por una actitud más reposada, más racional y meditativa, mientras que otras, por el contrario, se muestran más impulsivas y ceden más terreno a sus sentimientos cuando se inclinan por una opción u otra. En este libro, Daniel Kahneman sostiene que no existe un único modelo correcto de toma de decisiones: la deliberación lenta, pausada y que se detiene ante todas las variables posibles antes de decidirse no es superior ni inferior a la toma de decisiones rápida, intuitiva y emocional. Se trata de procesos complementarios, a la vez que innatos y susceptibles de perfeccionarse».

En este libro, Pensar rápido, pensar despacio, Kahneman hace una brillantísima descripción y un magnífico desarrollo de los sesgos a los que estamos sujetos cuando hacemos predicciones y en consecuencia decidimos cómo actuar.

2Así anclaje, disponibilidad, sustitución, optimismo, efecto marco o aversión a las pérdidas son ejemplos que hoy en día, gracias a su trabajo, están bien definidos y bien documentados.

Daniel Kahneman (Tel Aviv, 1934) se licenció en Psicología por la Universidad Hebrea de Jerusalén y posteriormente se doctoró en Berkeley. Consagrado al estudio del juicio humano y la toma de decisiones en entornos de incertidumbre, en 2002 fue distinguido con el premio Nobel de Economía, convirtiéndose así en el primer no economista en ser reconocido con tan prestigioso galardón. En la actualidad, ocupa la cátedra Eugene Higgins de Psicología en la Universidad de Princeton y es profesor de Asuntos Públicos en la Escuela Woodrow Wilson».

Libro imprescindible para cualquier profesional!!!

 

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

2 comments

  1. miguel angel says:

    En mi vida profesional me he regido por una combinación de ambas es decir analizando los factores positivos y negativos de cada decisión a tomar según la técnica de Wellington y actuando con rapidez una vez evaluado el resultado. En la mayoría de casos puedo confirmar he acertado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *